El norte se está convirtiendo en una trampa para las aves

Hay un fenómeno natural que se había convertido en ley: cuanto más al norte anidaba una pareja de aves, menos peligro corrían sus nidos y más crías salían adelante. Moldeada por la evolución, la comprobaron varios ornitólogos a mediados del siglo pasado.